La experiencia de Patricia y Victor con Singular Wedding

Os dejo la carta en Catalán, el idioma en el que Patricia me emocionó, pero os paso la traducción para que todo el mundo pueda disfrutar de la experiencia de Patricia y Victor…

“Ja s’ha acabat…

Després d’un any d’intensos preparatius amb la Mónica… el gran dia passa com si d’un somni es tractés.

Sens dubte ha estat el millor dia de la meva vida, sens dubte la companyia ha estat inmillorable, i també sens dubte no hem pogut trobar altra companya millor que ens ajudés a fer dels nostres pensaments un somni.

Durant tot el dia, mentre em preparava pel gran moment, he estat la núvia més tranquila i relaxada del món. No podia ser d’una altra manera, estic convençuda del pas que he donat.

Però a l’escoltar la meva cançó, agafada del meu pare i veure com havia quedat tota la decoració, tot es va moure dins meu. No era el que m’imaginava… era vint mil vegades millor. Semblava com si tot sortís d’un conte, del que el Victor i jo erem els protagonistes.

En aquell moment els ulls se’m vam omplir de llàgrimes, però jo no volia plorar. Vaig girar el cap, i allà estaves tu, tota de negre, relaxada i dient-me que si amb el cap.

Aleshores vaig recordar del que m’havies dit, és el teu dia, i no pateixis per res. Jo ho he de tenir tot sota control, però confio tant en tu i la teva feina, que sé que res podia sortir malament.

Així que… somriure a la cara i… endavant!

El meu germà m’ho deia passat tot, no em podia treure el somriure de la cara… I ara encara ploro al recordar quan et vas apropar a nosaltres amb les torxes a la mà. Això no m’ho esperava i va ser preciós.

Gràcies per tots els detalls que tens, que fan que siguin una d’aquelles bodes que no es poden oblidar.

Ara, amb les maletes preparades, marxo cap a Tailàndia… ens veiem a la tornada! Altra cop… gràcies per tot!

Patrícia”

Os la dejo en castellano…

“Ya se ha acabado,

Después de un año de intensos preparativos con Mónica…el gran día pasa como si de un sueño se tratase.

Sin duda, ha sido el mejor día de mi vida, sin duda la compañía ha sido inmejorable, y también sin duda, no hemos podido encontrar otra compañera mejor, que nos ayudase a hacer de nuestras ideas un sueño.

Durante todo el día, mientras me preparaba para el gran momento, he sido la novia más tranquila y relajada del mundo. No podía ser de otra manera, estaba convencida del paso que iba a dar.

Pero al escuchar mi canción, cogida del brazo de mi padre i ver como había quedado toda la decoración, todo se removió por dentro. No era lo que yo me había imaginado…era veinte mil veces mejor. Parecía todo salido de un cuento, en el que Víctor y yo eramos los protagonistas.

En ese momento, mis ojos se llenaron de lágrimas, pero yo no quería llorar. Entonces giré la cabeza, y allí estabas tú, toda vestida de negro, relajada i asintiendo con la cabeza.

Entonces recordé lo que me habías dicho, “es tu día, no sufras por nada”. Yo normalmente quiero tenerlo todo controlado, pero confiaba tanto en ti y en tu trabajo, que sabía que nada podía salir mal.

Así que sonreí…y hacia adelante.

Mi hermano me decía una vez pasado todo, que no me podía sacar la sonrisa de la cara. Y hoy todavía lloro cuando me acuerdo cuando te acercaste hacia nosotros con las antorchas en la mano, no me lo esperaba y fue precioso.

Gracias por todos los detalles que has tenido con nosotros que hacen que sea una boda inolvidable.

Ahora. con las maletas preparadas, partimos hacia Tailandia, pero nos vemos a la vuelta…de nuevo, gracias por todo!

Patricia”

Anuncios