Making of de la boda de Victor y Patricia

Hace ya más de dos semanas se casaron en un pueblecito cerca de Igualada, Victor y Patricia.

Fue una boda íntima, con la familia más directa, una boda emotiva y en la que cada uno de los invitados estaba allí por ser alguien realmente importante en la vida de la pareja.

De buena mañana llegamos al hotel rural que habíamos reservado para todo el fin de semana, y eso permitió a los invitados estar relajados en la piscina mientras la boda iba cogiendo forma y color. Una celebración, in crescendo, como nos gustan.

La verdad que les encantó ver los preparativos desde el inicio, muchos me comentaban que cuando llegan a una boda está todo listo y preparado, así que ver como crece en directo ese día soñado de alguien querido fue muy especial para todos.

La ceremonia era a las 19:00 de la tarde, así que las velas, iban a ser de gran relevancia pues toda la boda sucedería en exterior, desde la ceremonia hasta la cena. Entonces preparamos un largo camino de velas que marcaría los espacios más importantes de ceremonia y celebración.

La decoración estaba marcada por las rosas en tonos naranjas, que combinadas con la mantelería escogida daban mucha energía al espacio. La siguiente foto es el inicio de la preparación de las mesas.

Patricia es profesora y en esas guirnaldas que colgaban de los árboles está representada su media mitad, su pasión por la enseñanza, pasión que le viene de familia, ya que la comparte con su madre.

Al ser la cena en un espacio exterior tuvimos que ingeniárnoslas para poder aportar luz a la zona de la piscina, una buena instalación y unos balones de papel pusieron el punto romántico al lugar.

Siguiendo con la decoración en tonos naranjas, en la ceremonia decidimos combinarlos con blancos para buscar el contraste.

Y qué os ha parecido?

Me encantan estas sesiones de Making of, que podáis ver como crece un sueño. El resultado….   en unos días 🙂

Feliz día tengáis!!!

Anuncios

La preparación de Patricia

Hoy os traemos las fotos más íntimas y especiales de Patricia, nuestra novia del pasado 9 de Junio.

Ya la conocíais, en el preboda pudistéis verla junto a Edu, su ya marido, disfrutando de un pícnic en el campo.

Ahora os la traemos en la intimidad de la preparación de la novia, esos momentos previos a ser observada por todos, esos momentos de reflexión, de familia, de paz con una misma.

Un momento en el que la belleza femenina se desborda y en el que todas las novias están absolutamente preciosas.

Un momento necesario para vivir en familia, con los que más te quieren y a los que más necesitas, aquellos que están ahí para lo bueno y lo malo, para recordar todo el camino que nos ha llevado hasta ahí.

Creo que es uno de los momentos más especiales del día de la boda y que en este caso fue inmortalizado por Josh Devotto, que supo plasmar el sentimiento del momento a la perfección.

El vestido, el secreto mejor guardado, era un precioso modelo que favorecía a la novia, nos encanta el broche con plumas en la cadera, una gran elección Patricia.

Que paz transmiten estas fotos, todo un lujo para los sentidos.